10 acciones que toman los Ciudadanos Digitales para cuidarse y tener entornos seguros.

Crecimiento laboral, Ciudadano digital, TIC

Bogotà 17 de Abril 2020, debido a la contingencia sanitaria causada por el virus COVID-19, los ciudadanos han tenido que adaptarse a muchos cambios, y la tecnología sigue siendo el gran aliado para resolverlos. Por ejemplo, en el aislamiento obligatorio, acciones como mercar, pagar los servicios o pedir un domicilio a la farmacia se realizan por medio de internet, aprovechando así los beneficios que genera para todos.

Aquí les presentamos 10 consejos prácticos que pueden ayudar a construir entornos más seguros desde la comodidad de su hogar, que van desde las precauciones en los pagos digitales, hasta los cuidados que se deben tomar con los correos electrónicos:

  1. Mantener actualizados sistemas y software. Aceptar las actualizaciones, aunque por lo general "detengan" por un rato la computadora, el celular o el dispositivo utilizado. Y en la medida de los posible, siempre hacerlo desde un acceso wifi (no utilizar redes públicas, sin contraseñas).
  2. Es preferible entrar a sitios web tecleando la dirección antes que entrar ingresando por enlaces sospechosos. Siempre conviene asegurarse de haber escrito bien la dirección del sitio web, ya que muchas se aprovechan de una letra fuera de lugar.
  3. No responder a una solicitud de información personal a través de correo electrónico o mensaje de texto (SMS). Las entidades y organismos jamás solicitan contraseñas o tarjetas de crédito.
  4. Comprobar que la página web a la que se accede tiene un protocolo de seguridad. En la barra del navegador debe comenzar con https:// y tener un pequeño candado, por lo general de color verde.
  5. Es importante siempre analizar archivos adjuntos incluso cuando se esté esperando recibirlos y/o provengan de personas conocidas. Algunos servicios de correo lo hacen de forma automática, pero si no lo hicieran puede recurrirse a un antivirus.
  6. No descargar programas, ni películas, ni música en sitios gratuitos. Suelen ser creados por los ciberdelincuentes para añadir virus.
  7. Verificar que en las reuniones a distancia (Zoom, Skype, etc.) no haya presencia de desconocidos. En lo posible, que accedan con contraseña provista por el organizador.
  8. Hacer backup de los datos en un disco externo o en la nube (hay muchos sitios como Dropbox, Box, Drive, etc.). Esto nos facilitará la recuperación de los datos en caso de una situación donde la información se extravíe. Y en tiempos de coronavirus ha aumentado el uso del correo electrónico. Por ello es importante también tener un cuidado para evitar caer ante los delincuentes con modalidades como el phishing, que es un término que denomina a un conjunto de técnicas que persiguen el engaño a una víctima ganándose su confianza haciéndose pasar por una persona, empresa o servicio de confianza, para manipularla y hacer que realice acciones que no debería realizar.
  9. Sospeche de los correos de personas que no conoce, especialmente si le piden que se conecte a enlaces o abrir archivos.
  10. Los correos que crean alarma, urgencia o aviso de una situación grave son candidatos claves para el fraude y el phishing. Algunos mensajes enviados por personas que conoces, pero que pidan cosas inusuales también son sospechosos, verifica por teléfono si es posible.

En conclusión, los ciudadanos digitales más allá de crear contraseñas seguras, deben mantener una conciencia de seguridad digital que permita proteger su información y a la vez tener mejores entornos en la red, para lograr por medio de la tecnología seguir mejorando la calidad de vida.

Crecimiento laboral, Ciudadano digital, TIC